Síguenos en Twitter

Búscanos en Facebook

Suscríbete a nuestro canal de videos

Continúa riesgo de reinfección del paludismo en el estado

24 de Abril de 2020
Medidas de lava, tapa, voltea y tira ayudan a continuar sin la presencia de vectores que transmiten dengue
La Secretaría de Salud y Bienestar Social del Gobierno del Estado informó que desde el 2001 (hace 19 años) no se ha presentado ningún caso de paludismo en el estado, pero sigue realizando la vigilancia epidemiológica de las enfermedades transmitidas por vector, ya que en el país siguen registrándose casos de este padecimiento.

Reiteró sigue existiendo el riesgo de que se registre una reinfección de esta enfermedad en la entidad, toda vez que aquí –principalmente en la zona costera- circula el mosco transmisor del padecimiento, el Anhopeles, además de que continúan presentándose casos en otros estados de la república.

En el marco del Día Mundial del Paludismo, el área de Vectores de la Subdirección de Epidemiología de la dependencia explicó que la enfermedad se transmite en la mayoría de los casos por la picadura del mosco hembra infectado, cuyos parásitos se multiplican en el hígado y después infectan los glóbulos rojos.

Añadió que estos moscos se crían en agua dulce de poca profundidad (ríos, lagunas charcos y diversa vegetación litoral, en estanques pantanosos y bordes de los cursos de agua en movimiento).

Vectores indicó que la eliminación de criaderos del mosco es el medio principal para reducir la transmisión del paludismo, mediante la eliminación de la vegetación alrededor de la vivienda, drenando periódicamente los cúmulos de agua que no se utilicen regularmente y usando repelentes de insectos en las partes descubiertas del cuerpo.

De manera comunitaria, se eliminan con la remoción de algas verdes filamentosas presentes en los criaderos y el corte de vegetación peri-domiciliaria, que es el sitio de reposo de vectores adultos.

Señaló que los síntomas del paludismo son fiebre, escalofríos, sudoración, vómitos y dolor de cabeza, los cuales aparecen a los siete días o más (generalmente entre 10 y 15 días) de la picadura del mosco.

De acuerdo con la Dirección General de Epidemiología de la Secretaría de Salud federal, este año se han registrado 34 casos de paludismo por P. vivax en Chiapas, 4 en Chihuahua y uno en Tabasco; mientras que en 2019 se presentaron casos en estos mismos estados y en Campeche y Quintana Roo.

Citó que según datos de la Organización Mundial de la Salud, en 2018 se estimaron en 228 millones los casos de paludismo en todo el mundo y 405 mil defunciones, siendo los menores de cinco años el grupo más vulnerable afectado, ya que estos niños representaron ese año el 67 % (272 mil) de las muertes por paludismo en el mundo.