Síguenos en Twitter

Búscanos en Facebook

Suscríbete a nuestro canal de videos

Creencias y realidades sobre la influenza estacional

27 de Octubre de 2019
La vacuna contra la influenza es segura y protege a las personas contra este padecimiento.
En torno a la vacuna contra la influenza estacional que se aplica cada año para prevenir esta enfermedad viral se han generado creencias falsas entre la población, por lo que la Secretaría de Salud y Bienestar Social del Gobierno del Estado reiteró que existen verdades o realidades que han demostrado que esta vacuna es segura y protege a las personas contra este padecimiento.

Al igual que otras enfermedades, añadió, la influenza y sus complicaciones se previenen con la aplicación de la vacuna, principalmente entre niños menores de cinco años y adultos mayores de 60 años de edad, así como personas con enfermedades crónicas, pulmonares y cardíacas.

En cuanto a la falsa creencia de que la vacuna puede causar la infección por influenza, la Subdirección de Epidemiología afirmó que esta inyección se ha usado desde hace décadas y es segura. Lo que sucede es que después de vacunarse, el cuerpo necesita alrededor de dos semanas para estar protegido, tiempo en el que la persona puede contraer esta enfermedad u otros virus respiratorios con síntomas parecidos.

Otra idea falsa es que los eventos adversos de la vacuna antiinfluenza son graves. Sin embargo, como cualquier otra vacuna o medicamento, las reacciones adversas más relacionadas con la vacuna son el dolor y el enrojecimiento en el sitio de inyección.

Al reafirmar que la forma más eficaz de prevenir el padecimiento y sus complicaciones es la vacunación, el área de la Secretaría de Salud citó que estudios muestran que pacientes hospitalizados con influenza que no han sido vacunados tienen entre 2 y 5 veces más riesgo de fallecer que aquellos que han sido previamente vacunados.

Asimismo, dijo que la influenza puede ser muy grave y mortal, más entre las embarazadas, los niños menores de 5 años, adultos mayores y personas con enfermedades crónicas como diabetes y padecimientos pulmonares y cardíacos.

Puntualizó que es falsa la creencia de que la influenza es como un resfriado, ya que esta enfermedad se caracteriza por el inicio súbito de fiebre, tos (generalmente seca) y dolores musculares, articulares y de la cabeza; mientras que los resfriados suelen presentarse como secreción nasal, irritación en la garganta y quizá un poco de fiebre.

La vacuna contra influenza estacional está disponible en centros de salud y hospitales, y ante los síntomas de fiebre, tos, dolor de garganta, secreción o congestión nasal, dolores musculares o corporales y de cabeza, se debe acudir a recibir atención médica adecuada para un diagnóstico y tratamiento oportunos.



Colima, Col., a 26 de octubre de 2019