Síguenos en Twitter

Búscanos en Facebook

Suscríbete a nuestro canal de videos

Primordial la vacuna contra influenza para evitar defunciones

23 de Enero de 2019
Menores de 5 años, adultos mayores y personas con diabetes y obesidad, los grupos en donde más se registran defunciones por esta enfermedad
La Secretaría de Salud y Bienestar Social del Gobierno del Estado reiteró que las defunciones por influenza estacional son más frecuentes en grupos de alto riesgo, como lo son los menores de 5 años de edad, adultos mayores, embarazadas y personas con ciertas comorbilidades: cardiópatas, diabetes y obesidad, entre otras.

Al respecto, la dependencia señala que el mayor número de las personas fallecidas en el estado por influenza no se habían aplicado la vacuna, de ahí la importancia de la vacunación en personas con alto riesgo y en quienes las atienden o viven con ellas, toda vez que este es un padecimiento contagioso.

En este sentido, el Centro para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos precisa que las vacunas contra la influenza no contagian la enfermedad, toda vez que actualmente se fabrican de dos maneras: puede hacerse con a) virus de la influenza que han sido "inactivados" y, por tanto, no son infecciosos, o b) con un solo gen del virus con el objetivo de producir una respuesta inmunitaria sin causar infección.

La Subdirección de Epidemiología refiere que estudios nacionales realizados en 2009 con motivo de la epidemia en el país indican que se encontró que 71 de los 122 fallecidos (58.2 %) tenían algún padecimiento diagnosticado con anterioridad o alguna comorbilidad, destacando las enfermedades metabólicas como la diabetes mellitus y la obesidad.

Asimismo, según las características epidemiológicas y clínicas de fallecimientos por influenza A (H1N1), de los fallecidos con antecedentes patológicos, el 36.1 % presentaba algún trastorno metabólico, 30.3 % padecía tabaquismo, 17.2 % tenía alteraciones cardiovasculares y 7.4 % mostraba problemas respiratorios.

Información de la Organización Mundial de la Salud refiere por su parte que en los países industrializados la mayoría de las muertes relacionadas con la influenza se producen en mayores de 65 años, mientras que en los países en desarrollo, el 99 % de las muertes de menores de 5 años con infecciones de las vías respiratorias inferiores relacionadas con la gripe se producen en estos últimos lugares.

Históricamente –indica la OMS- los virus de la influenza A han sido causantes de una alta mortalidad en el mundo, ya que en el siglo XX ocurrieron tres pandemias, ocasionadas por el cambio antigénico de estos virus.



Colima, Col., a 22 de Enero de 2019