NOTICIAS RECIENTES

Síguenos en Twitter

Búscanos en Facebook

Suscríbete a nuestro canal de videos

Genera Cancerología nuevas terapias con plantas regionales

Pueden causar menos efectos adversos y aumentar la sobrevida de pacientes con cáncer
En el Instituto Estatal de Cancerología (IEC) de la Secretaría de Salud y Bienestar Social del Gobierno del Estado se generan nuevas estrategias terapéuticas con moléculas derivadas de extractos de plantas de la región, con las cuales se puede obtener un producto comparable con un fármaco, con el objetivo de aumentar la sobrevida de pacientes con cáncer de mama y de cuello uterino, así como de los varones con cáncer de próstata.

La Coordinación de Investigación del IEC detalla que en el Laboratorio de Etnofarmacología se han realizado ensayos con nance y tomatillo -los más aventajados con plantas-- en algunos modelos de ratones para cáncer de cuello uterino, en los cuales se ha tenido regresión tumoral y un aumento de la supervivencia, con una molécula o compuesto con la que se puede otorgar un nuevo tratamiento.

En este caso, las ventajas de las cepas en ratones es que se pueden inocular líneas celulares humanas, quitar células y hacer crecer los tumores, con lo cual se empieza también a trabajar las moléculas; para los resultados celulares, éstos se prueban en tres modelos de ratones con ensayos de toxicidad para comprobar que los compuestos no tienen efectos tóxicos.

Previamente, se había trabajado con plantas de guayaba, granada y bejuco (planta sarmentosa y trepadora, propia de regiones tropicales), de las cuales se obtienen compuestos a partir de las hojas y se prueban en líneas celulares de cáncer de próstata, de cuello uterino y de mama.

Los investigadores detallan que están por realizar un ensayo con cáncer de mama, para lo cual empiezan a probar una planta que crece en la orilla del mar, en la playa, y se utiliza como antiinflamatorio cuando pica una malahua.

En cuanto a otros proyectos, detallan que en este laboratorio se mide la longitud, ensayos de terapia génica y de cáncer de mama, así como otro de esta patología con antiinflamatorios (fármacos), para compararlos contra las moléculas que se obtienen de los extractos de plantas.

En este momento laboran cinco alumnos en el laboratorio, junto con dos alumnos de doctorados que son sus asesores, cuya participación en estos proyectos y ensayos fue desde cortar las hojas de las plantas y árboles hasta llegar a la obtención de las moléculas y probarlos en líneas celulares y en ratones.