Síguenos en Twitter

Búscanos en Facebook

Suscríbete a nuestro canal de videos

Se agravan infecciones por abuso de antibióticos

03 de Noviembre de 2018
Pueden generar resistencias y perder eficacia si no son indicados médicamente
Cada vez es mayor el número de infecciones (neumonía, tuberculosis, gonorrea y salmonelosis) y su tratamiento se vuelve más difícil debido a la pérdida de eficacia de los antibióticos por el uso indebido y abusivo de estos fármacos que causan resistencia a los mismos, advirtió la Secretaría de Salud y Bienestar Social del Gobierno del Estado.

En el marco de la Semana Mundial de Concientización sobre el uso de los Antibióticos que comienza este lunes cinco de octubre, Indicó que la resistencia a los antibióticos ocurre cuando las bacterias mutan (se transforman) y se vuelven capaces de resistir los efectos de un fármaco, proceso que se acelera por el uso inadecuado de éstos derivado principalmente de la automedicación.

En el caso de México, se estima que en las últimas dos décadas del siglo XX, entre el 60 y 80 por ciento de los casos de infecciones respiratorias agudas y enfermedades gastrointestinales fueron tratados con antibióticos, a pesar de que sólo entre el 10 y el 15 por ciento requería el medicamento.

Citó que en México, después de la epidemia de influenza A (H1N1) se observaron las complicaciones que se dieron en algunos pacientes por la automedicación con antibióticos para esta enfermedad de origen viral, lo que retrasó el diagnóstico y tratamiento oportuno.

Por ello, mencionó que se creó el acuerdo por el que se determinan los lineamientos a los que estará sujeta la venta y dispensación de antibióticos, publicado en el Diario Oficial de la Federación (DOF) el 27 de mayo de 2010, por lo que desde esa fecha se lleva un mejor control sobre el uso de antibióticos.

La Coespris dijo que para prevenir y controlar la propagación de la resistencia a los antibióticos se requiere que la población tome antibióticos únicamente cuando los prescriba un profesional sanitario certificado.

Asimismo, recomendó no pedir antibióticos si los profesionales de la salud dicen que no son necesarios; seguir las instrucciones médicas con respecto al uso de estos fármacos, y no usar los que le hayan sobrado a otros.

La Coespris indicó que la automedicación sin control médico o farmacéutico representa riesgos para la salud -que en la mayoría de los casos son desconocidos por la población-, como el uso excesivo de antibióticos que puede hacer que los microorganismos desarrollen mecanismos de defensa delante de estos medicamentos, de tal manera que dejan de ser eficaces.