Síguenos en Twitter

Búscanos en Facebook

Suscríbete a nuestro canal de videos

Vacunas previenen enfermedades desde hace casi 40 años

29 de Agosto de 2018
Al menos, desde hace 30 años no causan incapacidad ni defunciones en el estado, señala la Secretaría de Salud
La Secretaría de Salud y Bienestar Social del Gobierno del Estado dijo que desde hace 30 años o más no se ha presentado en el estado ningún caso de incapacidad y/o de defunción por la aplicación de alguna vacuna y desde hace casi 40 años previenen enfermedades en la entidad.

Agregó que las vacunas evitan la muerte de 2 a 3 millones de niños cada año en todo el mundo, según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La Subdirección de Epidemiología indicó que los resultados del programa de vacunación hablan por sí solos, ya que en el caso del estado de Colima se ha mantenido 39 años sin casos de difteria, 27 años sin poliomielitis, 25 años sin sarampión, 23 años sin tétanos neonatal, 11 años sin tuberculosis del sistema nervioso central, 3 años sin influenza B y 2 años sin tétanos.

Afirmó que la calidad y la seguridad de las vacunas están garantizadas porque cumplen con los estándares establecidos por la autoridad regulatoria (Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios), como que los laboratorios productores cuenten con su área de control de calidad y la autoridad regulatoria nacional realice las pruebas de calidad y seguridad, de tal manera que si cumplen con los criterios, avale el producto y lo libere para su aplicación.

Al respecto, la Organización Mundial de la Salud (OMS) establece que las vacunas son seguras, ya que las aprobadas son sometidas a pruebas rigurosas a lo largo de las diferentes fases de los ensayos clínicos y siguen siendo evaluadas regularmente una vez comercializadas, observándose que los beneficios de la vacunación superan largamente los riesgos, por lo que –concluye- sin vacunas habría numerosos casos de enfermedades y defunciones.

El área de la Secretaría de Salud estatal dijo también que los posibles eventos esperados por la aplicación de una o más vacunas son fiebre, malestar general, y cuando son inyectadas puede aparecer inflamación, enrojecimiento y calor local en el sitio de aplicación, de ahí que son eventos normales e indicativos de respuesta del sistema inmunológico a las vacunas.

En este sentido, la OMS coincide al indicar que la mayoría de las reacciones a las vacunas son leves y temporales, como el dolor en el lugar de inyección o la febrícula.