Este contenido será modificado temporalmente en atención a las disposiciones legales y normativas en materia electoral, con motivo de inicio del periodo de campañas.

Síguenos en Twitter

Búscanos en Facebook

Suscríbete a nuestro canal de videos

Con vida saludable se previene y controla la hipertensión arterial

Recomienda Salud llevar alimentación adecuada, hacer actividad física y checarse la presión a partir de los 20 años de edad
La Secretaría de Salud y Bienestar Social reiteró que la hipertensión arterial es una de las enfermedades crónicas que tienen alta prevalencia en la población, principalmente entre las personas productivas, de la cual más del 70 por ciento del tratamiento no es farmacológico, sino con estilos de vida saludable que implican llevar una alimentación adecuada y realizar actividad física.

En el marco del Día Mundial de la Hipertensión Arterial, la dependencia agregó que los estilos de vida saludable se pueden considerar también un tratamiento preventivo, sobre todo en personas con factores de riesgo de enfermedades crónicas, lo cual también sirve para complicaciones futuras como infartos en el corazón y embolias.

Lo importante –dijo- es buscar de manera oportuna o intencionada si hay indicios de que se tendrá una enfermedad crónica, como en el caso de la hipertensión arterial, en la que se sabe que es una de las enfermedades silenciosas, cuyos síntomas no se presentan, sino hasta que la enfermedad se dispara por arriba de las cifras esperadas de la presión arterial.

Por ello, es recomendable checarse la presión a partir de los 20 años de edad y acudir a las unidades de salud para que las personas se hagan los diferentes tipos de detecciones integradas para saber si existe un factor de riesgo.

Explicó que la presión arterial se toma, y si hubiese alguna alteración, hay que confirmarse. No obstante, si salen bien de las pruebas y cuestionarios que se hacen, pero están apareciendo factores que pueden contribuir a la aparición de la enfermedad, se da orientación para prevenirla.

De la misma manera, puntualizó que las personas que viven con diabetes tienen más probabilidad de presentar también hipertensión arterial o que alguna con éste padecimiento vaya a presentar diabetes, ya que ambas enfermedades se alimentan con los mismos factores de riesgo.

Citó que la prevalencia de hipertensión arterial en México es del 31.5 % -de los cuales alrededor del 50 % desconocía que tenía este problema cuando se hicieron la confirmación diagnóstica-, porcentaje aquel que aumenta hasta el 45 % en pacientes que tienen agregado el sobrepeso o la obesidad y se presenta en el 65 % de las personas con diabetes.

Asimismo, subrayó que el momento en que se detecte de manera oportuna una enfermedad crónica, da la pauta para que se pueda intervenir con diferentes tratamientos en el primer nivel de atención (centros de salud) o en las Unidades de Especialidades Médicas (UNEME) para padecimientos crónicos, mismas que cuentan con equipos multidisciplinarios que atienden a pacientes con diabetes, obesidad, hipertensión arterial o problemas con grasas o lípidos.

En las unidades de salud se otorga gratis el diagnóstico y tratamiento integral de hipertensión arterial para los afiliados al Seguro Médico Popular, toda vez que esta atención se encuentra en el Catálogo Universal de Servicios de Salud (CAUSES) 2018.