Síguenos en Twitter

Búscanos en Facebook

Suscríbete a nuestro canal de videos

Brindan psicología oncológica a niños que viven con cáncer

Logran adherencia al tratamiento 30 niñas y niños atendidos en Instituto Estatal de Cancerología
La atención psicológica de los niños con cáncer es parte del servicio integral y multidisciplinario que se otorga a los 30 pacientes menores que actualmente son atendidos en el Instituto Estatal de Cancerología (IEC), por lo que es importante para la adherencia al tratamiento que reciben estos infantes en esta institución, señaló la Secretaría de Salud y Bienestar Social del Gobierno del Estado.

Añadió que durante el pasado ciclo escolar 2016-2017 se dieron 173 atenciones en el servicio de Psicología a alrededor de 30 pacientes, utilizando las alternativas de la sesión individual y la atención grupal para trabajar en talleres de autoestima y manejo de la ira, aunque se tienen mejores resultados con la atención personalizada.

En el marco del próximo Día Mundial de la Lucha contra el Cáncer Infantil, la dependencia subrayó que se otorga atención psicológica a todos los niños que ingresan al área de Oncología Pediátrica del IEC e incluso a los que están en vigilancia, cuando el familiar así lo solicita, con el fin de lograr el acompañamiento emocional y la adherencia al tratamiento.

El servicio de Psicología de la citada área del IEC explicó que cuando se recibe al menor, se hace una evaluación psicológica para saber cómo llega el niño y, así, identificar durante el tratamiento si hay algún cambio emocional que puedan arrojar las pruebas psicológicas.

Al respecto, añadió que en general los niños llegan tranquilos y sin conciencia de lo que implica este tipo de tratamiento para el cáncer, aunque se proporciona una atención personalizada, ya que un menor de 5 años piensa que la muerte es reversible, como en las caricaturas o videojuegos; mientras que los adolescentes piensan en las secuelas del tratamiento.

Además, se hace psico-educación respecto a los cambios que puedan existir en la dinámica familiar porque el tratamiento implica cuidados del niño como no salir a ciertos lugares y comer cierto tipo de alimentos, ya que estas actividades tienen una repercusión emocional en los menores y pueden generar aislamiento y depresión.

Estableció que el principal obstáculo para alcanzar los objetivos de la atención psicológica son los padres de familia, quienes tienen situaciones familiares que no se sienten confianza en externarlas y les piden a los niños no decir o hacer cosas, o algunas veces no los llevan a Psicología si no tienen cita con el médico o la doctora.

Por ello, indicó que se proporciona entrenamiento a los padres de familia en estrategias de disciplina porque un paciente con cáncer es un niño con una condición de salud vulnerable, por lo que se empiezan a tornar permisivos y se vuelven exigentes, demandantes.