Síguenos en Twitter

Búscanos en Facebook

Suscríbete a nuestro canal de videos

Invierten $ 24.9 millones para obtener la cifra más baja en dengue

En 2017 se confirmaron 51 casos en el estado (87 % menos que en 2016) y salió de los 10 primeros lugares a nivel nacional
En el segundo año de la administración estatal del gobernador José Ignacio Peralta Sánchez, se logró la cifra más baja en dengue durante los últimos 10 años al cerrar el 2017 con 51 casos confirmados (87 % menos que en 2016) y concluir en número de casos en el sitio 23 nacional, saliendo de los 10 primeros lugares tanto en prevalencia como en incidencia al terminar en el lugar 15 en el país con una tasa de 6.82 por cada 100 mil habitantes y sin ninguna defunción por esta causa.

La Secretaría de Salud y Bienestar Social del Gobierno del Estado refirió que de acuerdo al histórico del panorama epidemiológico registrado de este padecimiento en la entidad, se presentaron 949 casos en 2007 (el registro más bajo hasta ese año), 2 mil 451 en 2008, 4 mil 852 en 2009, 934 en 2010, 197 en 2011, 415 en 2012, 2 mil 806 en 2013, 879 en 2014, mil 1180 en 2015 y 379 en 2016.

Para alcanzar la cifra más baja en dengue en ese lapso, el año pasado se hizo una inversión de 24.9 millones de pesos –con una mezcla de recursos federal y estatal-, para llevar a cabo diversas acciones de prevención y control de esta enfermedad con el personal del área de Vectores y de Promoción de la Salud.

De esta manera, se hizo la vigilancia entomológica mediante el monitoreo permanente de 5 mil 020 ovitrampas colocadas en los cinco municipios de riesgo (Armería, Colima, Manzanillo, Tecomán y Villa de Alvarez), acciones de control larvario en cerca de 500 mil casas y de fumigación en 14 mil hectáreas, así como fumigación intradomiciliaria en mil 223 de mil 417 casos probables.

Además de promover la participación ciudadana en las acciones de prevención y control, se continuó promoviendo en instituciones del sector educativo las estrategias de participación para la certificación de Escuelas Promotoras de Ambientes Saludables y de Escuelas y Edificios Universitarios Limpios y Libres de Criaderos, así como entre los ayuntamientos acciones de saneamiento básico, jornadas de descacharrización y limpieza de espacios públicos, lotes baldíos y riberas de ríos y arroyos.

En cuanto al zika y chikungunya, Colima tuvo 3 casos confirmados del primer padecimiento (en 2016 sumaron 277), concluyendo en el sitio 24 nacional, y sólo 1 caso del segundo (4 en 2016).

COSTO/AHORRO

En las unidas del primer y segundo nivel de atención, principalmente en éstas últimas (hospitales), se otorgaron una serie de servicios a los pacientes con dengue no grave (clásico) y dengue grave (hemorrágico) para evitar complicaciones en su salud, los cuales van desde estudios de laboratorio, radiografías, ultrasonidos hasta tratamientos farmacológicos durante su hospitalización, lo que representó un ahorro importante de recursos económicos para ellos y sus familias, toda vez que los costos son accesibles o sin costo.

Luego de hacer inicialmente un diagnóstico con los datos clínicos del paciente, se realizan estudios de laboratorio de biometría hemática, serología específica (aislamiento del virus) y, si es necesario, la inmunoglobolina (igg e igm). Si los resultados orientan hacia un dengue no grave, entonces sólo se ve la evolución clínica del paciente.

Si el paciente persiste con fiebre durante más de cinco días, es sospechoso de padecer dengue grave o hemorrágico, por lo que se hace una nueva biometría hemática para revisar sus plaquetas y ver la albúmina baja (proteína en la sangre), así como revisar que no tenga hemorragias, edema (hinchazón en los pies) y derrame pleural en sus pulmones, para lo cual se hace ultrasonido y tomografía de tórax.

Y en cuanto al tratamiento, para el caso de dengue no grave se aplican medidas generales, que incluye el reposo, y se otorga paracetamol, mismo que se indica una semana (en adultos una tableta cada 6 horas y en los niños va dosificado miligramos por kilos).

En cuanto al dengue grave, se aplican medidas de sostén y se proporciona también paracetamol, pudiendo quedar hospitalizado por 3 ó 5 días, lo cual depende de los riesgos como plaquetas bajas (menos de 50 mil) y sangrados o hemorragias.