Todo sobre INFLUENZA

Preguntas frecuentes

¿Qué es la influenza?

Es una enfermedad respiratoria viral y aguda, muy contagiosa que puede ser mortal; se previene con la vacunación.

¿Cuáles son los signos y síntomas de la influenza?

Fiebre, tos, dolor en cabeza, garganta y pecho, cansancio, sensación de falta de aire. Los menores de 5 años pueden tener voómito y/o diarrea.

¿Qué tan grave es la influenza?

Al igual que ocurre con la influenza estacional, la influenza A (H1N1) humana puede variar de leve a grave si no se recibe una atención médica oportuna o por factores de riesgo. En general, hay buena respuesta al tratamiento disponible.

¿Cómo se contrae la influenza?

  • A través del contacto con una persona que tenga influenza A (H1N1) humana. Cuando ésta tose o estornuda, o por el lagrimeo de sus ojos.
  • Por el contacto con superficies contaminadas con los virus de la influenza A (H1N1) humana.
  • A través del saludo de beso.

¿Hay medicamento para tratar la influenza humana?

El medicamento ede elección es oseltamivir, el cual el médico recetará la dosis de acuerdo a la edad y peso del paciente. Evite automedicarse.

¿Por cuánto tiempo puede una persona infectada propagar la influenza A (H1N1) humana a otras personas?

Las personas infectadas por el virus de la influenza A (H1N1) humana pueden transmitir la enfermedad mientras tengan los síntomas (fiebre, tos, dolor de garganta, dolores en el cuerpo, dolor de cabeza, escalofríos y cansancio, y en algunos casos diarrea y vómito) y posiblemente hasta siete días después del inicio de la enfermedad. Los niños, especialmente los más pequeños, podrían ser contagiosos durante periodos más largos.

¿Qué puedo hacer para evitar enfermarme?

Una buena higiene personal es una de las estrategias más eficaces que cualquier persona puede adoptar para reducir el riesgo de infectarse por el virus de la gripe. Algunas pautas importantes son:

  • La vacunación antiinfluenza es una medida eficaz de prevenirla.
  • Cúbrase la boca y la nariz con algún pañuelo desechable al toser o estornudar.
  • Si no tiene un pañuelo desechable a mano, tosa o estornude en la parte superior de la manga (no se cubra con la mano, puesto que así se contamina la mano y puede esparcir los microorganismos aún más al tocar cualquier superficie).
  • Utilice un pañuelo desechable para limpiarse o sonarse la nariz y tírelo a la basura después de usarlo.
  • Lávese las manos después de toser o estornudar, de usar un pañuelo desechable o de haber tocado cualquier superficie que pudiera estar contaminada por algún usuario anterior.
  • Lávese las manos con agua y jabón o con algún limpiador a base de alcohol.
  • Cuando se lave las manos, hágalo durante al menos 20 segundos y asegúrese de haber lavado bien toda la superficie de las manos y los dedos.
  • Tome consciencia acerca de las superficies que toca y evite aquellas superficies que probablemente hayan sido tocadas por otros (los picaportes de las puertas, las barandas de las escaleras, etcétera). Se recomienda no utilizar el mismo aparato telefónico que otra persona, pero si en algún caso es necesario hacerlo, se debe limpiar el extremo que se acerca a la cara con un paño desinfectante.
  • Si se encuentra en una zona en la que se informó algún brote, evite estrechar las manos, dar besos y otras costumbres sociales que involucren tocar a otros.
  • Evite las secreciones respiratorias cuando tiene otras personas alrededor (por ejemplo, al toser y estornudar). De ser posible, evite estar en contacto con las personas en mayor riesgo hasta que hayan desaparecido los síntomas respiratorios o que hayan transcurrido 7 días desde la aparición de los primeros síntomas.

¿Qué debo hacer si me enfermo?

Comuníquese inmediatamente con su médico o vaya al centro de salud más cercano a su casa para recibir todas las orientaciones necesarias en función del diagnóstico.

Signos de emergencia de la enfermedad respiratoria grave

En los niños, se deben tener cuidados especiales y estar atentos a los siguientes signos:

  • Fiebre alta, mayor de 38 grados.
  • Respiración agitada o dificultad para respirar.
  • Color azulado en la piel.
  • Que el niño(a) no esté tomando suficientes líquidos.
  • El niño(a) no quiere despertarse ni interactuar con los otros.
  • Que el niño(a) esté tan molesto que no quiera que lo carguen.
  • Dificultad para respirar o se queda sin aliento.
  • Dolor o presión en el pecho o el abdomen.
  • Mareo repentino.
  • Confusión.
  • Vómitos fuertes o constantes.

* Fuente: Organización Panamericana de la Salud (OPS)

01 800 3372583 (De Salud)

Síguenos en Twitter